ACCESO UNIVERSAL AL AGUA Y SANAMIENTO EN 2013

Tras la aprobacion de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) el pasado mes de septiembre, es hora de concretar las acciones necesarias para hacer realidad la nueva agenda, y puede resultar especialmente pertinente hacer este ejercicio en el ambito del agua y el saneamiento, sector que presenta numerosas interrelaciones con el resto de los ODS.

Para orientar dicha concrecion es preciso destacar, a mi entender, un aspecto critico de los anteriores Objetivos de Desarrollo del Milenio 1990-2015. Aquellos objetivos se pueden asimilar, en cierto modo, a un arbol cargado de frutas (las metas), y se pretendia recoger un cierto porcentaje de las mismas (en el caso del agua y el saneamiento, reducir a la mitad la proporcion de personas sin acceso basico). Se recolectaron las frutas previstas en el caso del agua, aunque muchas menos de las comprometidas en el caso del saneamiento (el resultado quedo a más de 700 millones de personas de la meta). Pero es que ademas, en ambos casos, las frutas recogidas han sido las de las ramas mas bajas, las mas accesibles; es decir, se ha conseguido que se acceda al agua en condiciones basicas en las zonas y colectivos en donde era mas sencillo y economico conseguir resultados.

Con esto no quiero decir que no se hayan conseguido avances importantes y en lugares o colectivos muy pobres, sino que seguir progresando hasta conseguir el acceso universal y equitativo al agua y al saneamiento de forma asequible para todos va a ser mas complejo. Porque quedan sin acceso basico mayoritariamente las personas mas pobres: en los Paises Menos Adelantados no se cumplieron las metas de agua y saneamiento, teniendo acceso en la actualidad, respectivamente, tan solo el 69% (agua) y el 37% (saneamiento) de la poblacion. Quedan sin acceso las personas “mas alejadas”, las que viven en las zonas en las que es mas caro y complejo intervenir. De hecho ocho, siete y nueve de cada 10 personas que carecen de acceso a fuentes mejoradas de agua, a instalaciones de saneamiento mejoradas o que siguen defecando al aire libre, viven en zonas rurales. Tambien quedan sin acceso y encuentran dificultades para participar en la toma de decisiones que les afectan las mujeres, las personas con discapacidad, las personas mayores y otros colectivos excluidos.

Por tanto, una primera clave a tener en cuenta en la implementacion de las metas de agua y saneamiento para 2030 es que conseguir resultados requerira mayor inversion, al menos inicialmente. Y digo esto porque la buena noticia es que diversos estudios (por ejemplo, este de ONU Agua) señalan que los beneficios economicos de mejorar el acceso al agua, al saneamiento y a la higiene superan entre tres y seis veces los costes de inversion, pudiendo dar lugar a incrementos del PIB global del 1,5% debido a la reduccion de gastos sanitarios.

Se estima que seran necesarios unos 50.000 millones de dolares anuales para cumplir, aun asi, se estima que seran necesarios del orden de 50.000 millones de dolares anuales para conseguir las metas 6.1 y 6.2 de acceso al agua y saneamiento del ODS 6, y la mala noticia es que cerca del 80% de los paises que reportan sobre su situacion declaran que carecen de recursos nacionales para hacer frente a dichas metas. Por eso, se requiere un compromiso ambicioso de los paises desarrollados. Ademas, no solo hay que invertir en infraestructuras, sino que aspectos como la operacion y el mantenimiento se revelan imprescindibles para mejorar la calidad y sostenibilidad de los servicios, aunque el 70% de los paises destacan que las tarifas existentes no cubren dichos costes.

A este respecto es preciso señalar que los costes de operacion y mantenimiento no pueden repercutirse en su totalidad, al menos a corto y medio plazo, sobre las poblaciones mas pobres, por lo que sera necesario asegurar la asequibilidad de los servicios a traves de financiacion exterior combinada con tarifas sociales y otras modalidades de financiacion adaptada a poblaciones de bajos ingresos. No debe confundirse la falta de voluntad con la falta de capacidad de pago, que en este caso no puede ser razon para cortar el acceso a servicios de agua y saneamiento. Las tarifas no pueden superar, segun Naciones Unidas, el 3% de los ingresos familiares ni impedir el acceso a otros derechos.

Para continuar leyendo acerca de los retos y la noticia completa da click en el siguiente link

http://elpais.com/elpais/2016/03/21/planeta_futuro/1458577868_852325.html

 

 

 

Imagen de Fao Amos Gumulira obtenida via El Pais.

(ONGAWA), A. (2016). ¿Cómo alcanzamos el acceso universal al agua y el saneamiento en 2030?. EL PAÍS. Retrieved 4 April 2016, from http://elpais.com/elpais/2016/03/21/planeta_futuro/1458577868_852325.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s